Banca panameña espera un gran 2016.

Escrito por: Andrea Gimenez- Panamá América


A pesar de su estabilidad y un crecimiento de 6.74% entre enero y octubre de 2015, la banca panameña cerrará el año afrontando las consecuencias de estar en la lista gris del Grupo de Acción Financiera (Gafi), organización que en febrero visitará el país para evaluar sus avances en materia fiscal.

El vicepresidente ejecutivo de la Asociación Bancaria de Panamá (ABP), Mario De Diego, informó que la banca cerrará el 2015 con unos activos totales que aumentaron 6.74% hasta octubre 2015 y alcanzó un monto de $115,727 millones.

En cuanto al Sistema Bancario Nacional, el total de activos en el mismo periodo aumentó 7.01% y alcanzó un monto de $96,287 millones.

De Diego explicó que el rubro más importante para la banca es la cartera de préstamos, ya que esa es la principal actividad. "La cartera de crédito local aumentó 10.11% en enero y octubre 2015, mientras que la extranjera subió 5.94% para alcanzar $44,432 millones y $27,764, respectivamente".

Asimismo, el producto interno bruto para la actividad Intermediación Financiera, de la que la banca es el principal componente, tuvo un crecimiento acumulado al tercer trimestre del 2015 de 10.7% el tercero más alto entre todas las actividades, agregó el ejecutivo de la ABP.

Sin embargo, durante el 2015, los bancos panameños sintieron los efectos de una banca corresponsal reacia a trabajar con ellos a raíz de las presiones que las autoridades financieras, principalmente estadounidenses, han puesto sobre ellas, a razón de que Panamá se encuentra dentro de la lista gris del Gafi.

No obstante, el sector financiero del país tiene sus esperanzas puestas en que luego de la visita del Gafi en el mes de febrero, el país sea retirado de esta lista.

"No estamos pensando siquiera en continuar en la lista gris. Tenemos plena confianza y seguridad de que saldremos de la lista porque se han adoptado todas las medidas indicadas y se están haciendo todas las gestiones que incluyen entrenamientos para su debida aplicación", expresó De Diego.

Asimismo, la viceministra de Finanzas, Eida Varela de Chinchilla, explicó al salir de la lista la nación estaría recuperando beneficios como su calificación de inversión, la participación de los bancos corresponsales, el crédito internacional, entre otros, contribuyendo así a mejorar el comercio exterior del Istmo.

"Esta es una lista que nos ha estado generando dificultades, sobre todo, al sector financiero y somos un país que trabaja el comercio internacional, somos una puerta del mundo, por lo que tenemos que tener una imagen limpia", agregó Chinchilla.

Asimismo, el presidente de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura (CCIAP), Carlos Fernández, explicó que en materia comercial, la retirada de los bancos comerciales no permite que los comerciantes hagan pagos a sus proveedores en el extranjero.

Sin embargo, el proceso parece no ser inmediato, sino que se iniciará un proceso de recuperación de los corresponsales.

"Una vez que salgamos de la lista, podremos hacer las apreciaciones ante las autoridades supervisoras, en particular de EE.UU., que presionan a los bancos corresponsales, para que en consideración de que hemos superado las deficiencias, se suspendan los procesos de diligencias debidas que causan las reacciones de los bancos corresponsales", explicó De Diego.

Por otro lado, el sector bancario del país espera que para el 2016, el empleo mejore para los panameños así como los ingresos familiares, ya que estos son motores necesarios para la actividad bancaria.

El movimiento crediticio es el mayor propulsor de la banca y este "depende del desempeño de la economía, de manera que si esta se mantiene o crece más, se mantendrá la demanda de crédito tanto comercial como personal.